Comprar un Juego de Living no es algo que se hace todos los días. Es por esto, que antes de invertir en un producto como estos, te aconsejamos tener en cuenta el espacio con el que cuentas, el uso que le darás y la cantidad de personas en casa.


Para espacios reducidos, te aconsejamos elegir piezas ligeras (con menos fondo y patas que le otorguen “aire” al espacio). Algo así como: sillones, poltronas o banquetas.


Para espacios medianamente grandes, te aconsejamos elegir modulares para utilizar de mejor forma las esquinas del ambiente.
Para espacios grandes, es clásico un juego de living 3.1.1 (sofá de 3 cuerpos + 2 sillones de un cuerpo cada uno) o uno 2.1.1 (sofá de 2 cuerpos + 2 sillones de un cuerpo cada uno). De esta forma, le entregas amplitud a la superficie a ocupar y creas un ambiente más completo.